agesor
. . . . .

Municipio de Dolores
Centro Profesionales Mercedes
coopace
edil José Lavista - Partido Nacional
Diputada María Fajardo
Edil Raúl Morossini
Edil Luciano Andriolo Guyman
Proyecto memoria
andres centurion edil partido colorado
Bancada del Frente Amplio
Israel Acuña - Edil del Partido Nacional
kechu fletes
@gesor es de acceso completamente gratuito para nuestros lectores, pero si quieres apoyar nuestro trabajo con un donativo, te damos dos opciones, la primera de un único pago de U$S2 (dolares americanos dos) o la segunda con una suscripción de U$S1 (dolares americanos uno) por mes, la que puedes realizar en pagos mensuales o un pago anual.

El equipo de @gesor agradece desde ya vuestro aporte, el que nos permitirá seguir creciendo y brindando cada vez más contenido.
Pago
Opciones de suscripción
Si quieres colaborar con un monto distinto, por favor contacta con info@agesor.com.uy indicando el monto con el que quieres colaborar y te haremos llegar el formulario de pago.
MonedaCompraVenta
38.05 41.05
0.05 0.35
7.23 9.23
40.54 45.39
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
20 de April del 2024 a las 15:42 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
No me arrepiento
El meollo del conflicto se centra en Jorge Glas. El exvicepresidente de Rafael Correa tenía una orden de detención e ingreso a prisión preventiva, imputado por presunta    malversación de dineros públicos
El meollo del conflicto se centra en Jorge Glas. El exvicepresidente de Rafael Correa tenía una orden de detención e ingreso a prisión preventiva, imputado por presunta    malversación de dineros públicos

(escribe prof.  Alejandro Carreño T.)  Arrepentido o no. Con razón o sin razón, el presidente ecuatoriano Daniel Noboa desató uno de los grandes conflictos diplomáticos latinoamericano de los últimos tiempos. Invadir la embajada del México para sacar por la fuerza a Jorge Glas, exvicepresidente de Rafael Correa, tuvo repercusiones internacionales que lo censuraron duramente por atropellar uno de los códigos esenciales de las relaciones diplomáticas, como es la soberanía que representa la embajada en cualquier país. Noboa admite que fue una decisión muy difícil de tomar, pero culpa a México de no respetar primero los tratados internacionales.

El meollo del conflicto se centra en Jorge Glas. El exvicepresidente de Rafael Correa tenía una orden de detención e ingreso a prisión preventiva, imputado por presunta    malversación de dineros públicos (peculato), vinculado a las obras de reconstrucción del terremoto de 2016. Por eso Noboa, en declaraciones al canal australiano SBS, recordó la “Convención sobre Asilo de Caracas”, que señala que no se le puede dar asilo a una persona procesada en tribunales ordinarios por delitos comunes. Tal vez por eso dice que no se arrepiente de haber sacado a Glas por la fuerza desde la embajada mexicana.

Y justifica su decisión culpando al gobierno mexicano, porque fue el primero en infringir los tratados internacionales al darle asilo a un prófugo de la justicia: “Es primero una violación del Gobierno mexicano, a la que luego le sigue otra violación, pero teníamos que actuar, teníamos que tomar una decisión, porque había un plan para escapar del que estábamos al tanto”. Noboa admite que violó una convención internacional, pero luego que México violara primero otra. Primero o después, lo cierto es que la comunidad internacional solo cuestionó severamente la invasión a la embajada mexicana.

Es un caso diplomático bastante complejo, porque ambos gobernantes tienen razón tanto en su defensa como en su denuncia. De hecho, Jorge Glas, cumple condena, a pesar de que un tribunal de Quito declaró ilegal y arbitraria su detención en la Embajada de México, pero quedó encarcelado al tener pendiente la condena por el caso “Sobornos”, en el que el propio expresidente Correa también fue sentenciado, y por asociación ilícita en el caso “Odebrecht”. El condenado Glas hacía pocas horas que había recibido el asilo diplomático.

“Si Glas hubiese escapado usando vehículos de la Embajada y aviones del Gobierno mexicano, yo habría parecido muy débil para todos”, dijo Noboa. Y condenó el hecho de que “algunos Gobiernos usen sus embajadas bajo la fachada de un refugio político que en realidad es impunidad, es salvar a los criminales de sus sentencias”. Tiene razón. Glas había ingresado a la embajada mexicana el 17 de diciembre del año pasado solicitando protección diplomática porque, decía que “temía por su vida”.

Con razón o sin ella, lo que prevalece es que la comunidad internacional le condena al gobierno ecuatoriano la violación no solo del artículo 22 de la Convención de Viena sobre la inmunidad de las sedes y funcionarios diplomáticos, sino desconocer también la facultad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, inscrita en el artículo 4 de la Convención de Asilo Diplomático, para decidir si daba o no asilo a Glas.

Las relaciones diplomáticas no se tienen porque se ame al otro país. Se tienen porque pesan los intereses de cada uno en distintas áreas, porque se complementan y enriquecen con el otro. Es un intercambio no solo de bienes, sino también de ideas y principios que sostienen, se supone, la buena relación entre los países. Por lo mismo, los “gustitos personales” con que algunos mandatarios con testaruda vanidad suelen enfrentar las relaciones diplomáticas, por sobre los intereses de la nación, solo perjudican a su país y dañan su imagen internacional. Chile es un muy buen ejemplo.

Ahora, cómo se resolverá este conflicto. Si le creemos a Noboa, bien al estilo latinoamericano: “Invitaré a López Obrador a comer un ceviche, y probablemente también podemos comer unos tacos y hablar, cuando él esté listo”.

¿No es bien latinoamericana la posición de Noboa?



(677)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2024
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux